Muebles para uso público

La primera condición para que un ciudadano del Distrito Federal pueda poner muebles en la banqueta frente a su propiedad es que se trate de un comercio en planta baja que venda comida preparada y bebidas (restaurantes, bares, cafeterías…). Si ese es el caso, se puede tramitar un permiso para la colocación de enseres en la vía pública, siempre y cuando no sean fijos. El gobierno de la ciudad cobra una renta anual por el área que ocupan los muebles, y el costo por metro cuadrado –que es casi tan alto como el precio de renta de un local comercial– depende del valor catastral de la zona donde está ubicado.

Al pagar por el permiso, los comercios efectivamente adquieren derechos sobre el espacio público. El resultado de esto es que el dueño busca maximizar el área productiva de su negocio para recuperar su inversión, y un espacio privado en el que uno sólo puede estar si consume se extiende hasta la banqueta. Algo que parecería beneficiar a la ciudad, que podría usar el dinero que los comercios pagan para mejorar las calles, resulta más bien en la privatización de las banquetas, seguramente con un impacto negativo mayor a lo que puede hacer la ciudad con los ingresos de este tipo de permisos.

¿Qué pasaría si en vez que los comercios pagaran renta y se apropiaran de la banqueta, cualquier persona pudiera donar muebles para uso público en un esquema de coinversión con el gobierno de la ciudad?

Muebles para uso público es un proyecto para repensar el uso de las banquetas de la Ciudad de México a través de un programa público-privado donde cada quien puede adquirir y ubicar plantas y muebles de concreto gris en sus banquetas. El objetivo es contribuir activamente en el uso del espacio público a una escala local.

Actualmente el proyecto está en etapa piloto en la Ciudad de México, donde buscamos una alianza entre el Gobierno del Distrito Federal, Muebles para uso público y los ciudadanos para que cualquier persona pueda convertir su banqueta en un espacio de calidad e intercambio social. El uso de los muebles demuestra el potencial que tiene la banqueta como punto de reunión público-privado para descansar, trabajar, comer y participar más activamente en la ciudad.

El primer prototipo está sobre la banqueta frente a Sullivan 55, colonia San Rafael, delegación Cuauhtémoc, código postal 06470, Ciudad de México, Distrito Federal, México.

IMG_3249

IMG_6230

El segundo prototipo está ubicado temporalmente (diciembre 2013 – marzo 2014) sobre la banqueta frente a la Border Warehouse de la Bienal de Urbanismo y Arquitectura de Shenzhen 2013.

IMG_4397

IMG_4316

IMG_4425

Muebles para uso público

Deja un comentario